.

domingo, 25 de abril de 2010

"Por un socialismo en armonía con la madre tierra"

INGENIERÍA LEGAL DEL SAQUEO

No se si estan enterados, pero nuestro pais, una vez mas esta siendo saqueado por multinacionales extranjeras, pero esta vez no se trata de una enorme M dorada que lo unico que logra es subir nuestro rango de colesterol en sangre, esta vez el tema es un poco mas serio...hay pueblos envenenados, desterrados, hay familias completamente enfermas, hay pueblos enteros pagando en sus impuestos infraestructura para las mineras, hay sitios declarados por la UNESCO como patrimonio de la humanidad que estan siendo destrozados, demolidos, descuartizados por el solo hecho de estar cerca o sobre yacimientos mineros

Por Javier Alamino Naranjo DIARIOLIBRE.info

Con este conjunto de normas jurídicas las transnacionales se apropian pacíficamente de nuestros recursos naturales sin necesitar del uso de la fuerza.

CODIGO MINERO

Art. 7 “Las minas son bienes privados de la Nación o de las provincias según el territorio donde se encuentren.”

Art. 8 “Con sédese a los particulares la facultad de buscar minas, de aprovecharlas y disponer de ellas como dueños, con arreglo a las prescripciones de este código.”

Art. 9 “El Estado no puede explotar ni disponer de las minas, sino en los casos expresados en esta ley.

Art. 10 “Sin perjuicio del dominio originario del Estado reconocido por el Art. 7, la propiedad particular de las minas se establece por la concesión.”

Se desprende de dichos artículos que el Estado es dueño de las minas, al solo efecto de entregarlas en propiedad a los particulares, mediante la concesión legal, no pudiendo explorarlas ni explotarlas (Manual de Derecho Minero, Miguel Ernesto Novoa). Es lo que la Doctrina denomina dominio “Minero”. Los eruditos del Derecho utilizan el mismo argumento que utilizaban hace 122 años cuando se sanciono el código minero (parece que son nostálgicos los doctrinarios) para explicar la imposibilidad del Estado de explotar sus propios yacimientos Sostiene Mariano Ramírez en su obra “Derecho Minero”, Pág. 90 que “ESTA RECONOCIDO QUE EL ESTADO NO ES EL MEJOR MINERO, PARA UN NEGOCIO EN EL QUE NO ES POSIBLE CALCULAR LOS GASTOS, NI ASEGURAR LA PRODUCCION, NO SOLO SERA MAL EXPLOTADOR SINO QUE SE VERIA EXPUESTO A VARIAS PERDIDAS Y PERJUICIOS…LOS NEGOCIOS DE AZAR NO SON PARA EL ESTADO…” ; claro no dicen que los métodos de explotación y exploración han cambiado un poquito en estos 122 años ni que hoy se puede saber con bastante certeza cuantas onzas de oro hay y si es o no rentable explotarlas.

Este derecho de dominio que tiene el estado no tiene las características del derecho de dominio privado clásico, es decir no encontramos el ius utendi (derecho de usar la cosa), ius fruendi (derecho a percibir los frutos) y el ius abutendi (derecho a abusar de la cosa) aunque este último se encuentra limitado en la legislación moderna por un uso regular.

Tampoco estamos en presencia de un dominio publico, caracterizado este por ser imprescriptible e inalienable, lo que impediría a los particulares adquirir el dominio por concesión.

Dicho con otras palabras, si el Estado hoy decidiera explotar por si las minas no podría hacerlo ya que su legislación no se lo permita, debería para ello modificar el código de minería.

Personalmente considero que este sistema de “dominio minero” establecido en el código minero es inconstitucional por violar el articulo 124 de la Constitución Nacional, el que establece el dominio originario de los recursos naturales en favor de las provincias, todo ello habida cuenta que ese dominio consagrado constitucionalmente resulta desmembrado al prohibirle al estado provincial extraer las sustancias y obligarlo a entregarlas en concesión a particulares quienes adquieren la propiedad de la mina conforme el articulo 10 del código minero. Dicho de otra manera, la Constitución (ley suprema) establece el DOMINIO ORIGINARIO de los recursos naturales en cabeza de la provincia, mientras que el código de minería (ley inferior a la constitución) establece que ese dominio lo tiene al solo efecto de entregar los recursos a un particular el que adquiere el verdadero “derecho de propiedad”. La provincia como dueña de sus recursos naturales debería poder decidir si explota por si un yacimiento minero o lo entrega en concesión.

PACTO FEDERAL MINERO

El pacto federal minero fue celebrado por la mayoría de las provincias y el poder ejecutivo de la nación a cargo del Dr. Menem, entre los gobernadores que firmaron el pacto se encontraba el ahora ex presidente Néstor Kirchner, en aquel momento gobernador de Santa Cruz y Eduardo Duhalde, gobernador de Buenos Aires. Este pacto celebrado para conseguir la atracción de capitales extranjeros (vaya si lo logro) fue convertido en ley por la 24.228.

Algunas de sus cláusulas disponen lo siguiente

Séptima “Ninguna ley o disposición de cualquier carácter dictada por la Nación, las provincias o las municipalidades, podrá contradecir los términos del articulo 214 del código de minería en lo que respecta la exención fiscal aplicable a la actividad minera”.

El Art. 214 del código minero establece que no se impondrá sobre la propiedad de la mina durante los cinco primeros años de la concesión ningún gravamen o impuesto, cualquiera sea su denominación u origen jurisdiccional.

Novena “Las provincias propiciaran la eliminación de aquellos gravámenes y tasas municipales que afecten directamente la actividad minera.”

Décima”En correspondencia con las medidas adoptadas por la Nación, las provincias propiciaran la eliminación del impuesto de sellos para todos aquellos actos jurídicos relacionados con la prospección, exploración, explotación y beneficio de sustancias minerales, con excepción de hidrocarburos sólidos, líquidos y gaseosos.

Décima Primera”El Estado Nacional y las provincias tomaran las medidas necesarias para evitar distorsiones en las tarifas de energía eléctrica, gas, combustible y transporte que pudieran afectar la actividad minera.”

LEY DE INVERSIONES MINERAS (24.196)

Esta ley fue la consecuencia del pacto federal minero, el Art. 4 de la presente establece que las provincias tienen libertad para adherirse o no a la misma por medio del dictado de una ley provincial (Art. 4). San Juan como el 95% de las provincias se encuentra adheridas a la ley.

1) ESTABILIDAD FISCAL Y CAMBIARIA

Art. 8“Los emprendimientos mineros comprendidos en el presente régimen gozaran de estabilidad fiscal por el termino de treinta (30) años contados a partir de la fecha de presentación de su estudio de factibilidad.

La estabilidad significa que las empresas que desarrollen actividades mineras en el marco del presente régimen de inversiones no podrán ver afectada en mas la carga tributaria total, determinada al momento de la presentación, como consecuencias de aumentos en las contribuciones impositivas y tasas, cualquiera fuese su denominación, en el ámbito nacional, provincial y municipal, que adhieran y obren de acuerdo al articulo 4”.

“Lo dispuesto en el presente articulo será también aplicable a los régimen cambiario y arancelario(...)

A cualquier ciudadano argentino le pueden subir los impuestos, las tasas y las contribuciones, a las mineras no.

Art. 11 “Cualquier alteración al principio de estabilidad fiscal, enunciado en el presente titulo, por parte de las provincias y municipios, que adhieran a esta ley dará derecho a los inscriptos perjudicados a reclamar ante las autoridades nacionales o provinciales, según correspondiera, que se retengan de los fondos coparticipables”

En este articulo se establece una metodología que funciona como cláusula de garantía, evitándole al inversor recurrir a la justicia en los casos de incumplimiento de lo dispuesto en el articulo 8, permitiéndole repetir los pagos realizados en exceso a través de la vía administrativa.

2) CONSERVACIÓN DEL MEDIO AMBIENTE

Art. 23 Primer párrafo “ A los efectos de prevenir y subsanar las alteraciones que en el medio ambiente pueda ocasionar la actividad minera, las empresas deberán constituir una previsión especial para tal fin. La fijación del importe anual de dicha previsión quedara a criterio de la empresa (?), Pero se considerara como cargo deducible en la determinación del impuesto a las ganancias, hasta una suma equivalente al cinco por ciento de los costos operativos de extracción y beneficio.

Lo que las empresas gastaron en remediar los daños que ellas provocaron (suponiendo que el medio ambiente se puede reparar), se les descuenta del impuesto a las ganancias, con lo cual el daño es gratuito. Además obsérvese que la previsión del fondo para subsanar el medio ambiente queda a criterio de la empresa.

3) REGALIAS

Art.22 “Las provincias que adhieran al régimen de la presente ley y que perciban regalías o decidan percibir, no podrán cobrar un porcentaje superior al tres por ciento (3%) sobre el valor boca de mina del mineral extraído”

El antecedente de las regalías lo encontramos en el antiguo derecho español, concretamente en el código de las siete partidas de Alfonso El Sabio. Es en la partida Nº 5m, Tit. XV, P.H.- Cuando se fijan los derechos a pagar a la corona, se distingue entre aquellas explotaciones que se hacen en tierras de dominio particular, en las que debe pagarse 1/10, de las que se efectuaran en tierras del Señorío del Rey, en las que el derecho asciende a 2/10, es decir, al quinto, origen histórico del principio de regalía. Es decir hace 800 años se cobraban más regalías que ahora.

Existen países que cobran entre el 14% al 40% del bruto obtenido; claro también hay otros que cobran menos del 3% y hasta aquellos en donde no existen regalías lo cual demuestra que no somos los únicos en regalar nuestros recursos naturales.

Obsérvese que según el articulo 22 de la Ley 24.196, una provincia que quisiera aumentar las regalías mas del tres por ciento no podría hacerlo a pesar que el articulo 124 de la Constitución Nacional establece que corresponde a las provincias el dominio originario de los recursos naturales. De cualquier manera siempre le quedara a la provincia la posibilidad de des-adherirse a la ley de Inversiones mineras, aunque en ese caso la minera no tendrá ninguno de los beneficios otorgados por dicha ley.

Con respecto a lo que se entiende “boca de mina” el decreto 2686 reglamentario de la ley 24.196 establece que “Se entiende boca de mina a aquel que surge de las ventas o negocios jurídicos realizados por el contribuyente, o del precio del mercado nacional o internacional, el que fuera mayor, según que los mismos sean sobre el mineral en “boca de mina” o, en el caso de productos elaborados, sobre el precio en la primera etapa de comercialización, descontándose los costos agregados desde su extracción hasta la puesta en condiciones de venta en dicha etapa”. Es decir que, como se ha sostenido, en realidad nos quedamos con un 1,5% de nuestro oro, plata, cobre etc. cuando estos minerales pertenecen al dominio originario de nuestra provincia.

Imaginemos que el famoso y ponderado derecho de propiedad consagrado y defendido por la doctrina tradicional fuese reglamentado por el código civil de tal manera que el particular solo se quedase con el 1,5 de sus bienes. Claro la dogmática jurídica del Derecho minero (siempre funcional a este saqueo) insiste en el dominio “eminente” o “minero” y tratan de explicar al código minero y todo el paquete de leyes mineras sin siquiera cuestionarse aunque sea un poquito la razón o el fundamento de esas leyes.

4) EXENCIONES DE ARANCELES Y TASAS ADUANERAS

Art. 21 “Los inscriptos en el presente régimen estarán exentos del pago de los derechos a la importación y de todo otro derecho, impuesto especial, gravamen correlativo o tasa de estadística, con exclusión de las demás tasas retributivas de servicios, por la introducción de bienes de capital, equipos especiales o parte o elementos componentes de dichos bienes”(...)

Increíblemente las empresas mineras no pagan derechos de importación por las maquinarias y herramientas que adquieran para sus actividades. Las disposiciones de este artículo nos permiten afirmar que a través de esta ley se constituye el sector minero como un “sector franco”. Además es importante destacar que la mayoría de las maquinarias que utilizan no se fabrican en el país sino que se importa del exterior, ¡Linda forma de incentivar la producción local!

5) IMPUESTOS A LAS GANANCIAS

Art. 12 “Los sujetos acogidos al presente régimen de inversiones podrán deducir en el balance impositivo del impuesto a las ganancias, el ciento por ciento de los montos invertidos en gastos de prospección, exploración, estudios especiales, ensayos mineralurgicos, metalúrgicos, de planta de piloto, de investigación aplicada, y demás trabajos destinados a determinar la factibilidad técnico-económica de los mismos”.

Es decir los gastos incluidos en el artículo (realizados en la etapa de exploración) le son deducidos del impuesto a las ganancias, con lo cual no gastaron nada en la exploración.

CONCLUSIÓN

El tema ambiental es clave, sin embargo no es el único en cuestión. Estamos ante el saqueo más vergonzoso de los últimos años. Si uno analiza la legislación en materia minera advierte que la única manera de que se haya sancionado un paquete de leyes así es la coima.

Aun en el caso de que la minera no contaminara esto es escandaloso. Es cierto que ingresan varios millones a la provincia, es cierto que hay mas trabajo que años anteriores, pero eso no puede impedir que observemos el problema en su totalidad. Que diferencia hay entre los pueblos originarios que aceptaban espejitos y nosotros que somos comprados por algunos puestos de trabajo.

LA MINERÍA DEBE EXISTIR pero no puede hipotecar a nuestras generaciones, es necesaria una minería no contaminante. Por otro lado no podemos regalar nuestros recursos naturales.

Es necesario una reforma legislativa YA!!.

El conjunto de leyes mineras comienza con un código de minería sancionado en 1887, dicha norma divide a las sustancias en categorías reservando las más importantes como el oro y la plata “de primera categoría”. Esta clase de sustancias son de propiedad del Estado AL SOLO EFECTO DE ELEGIR A QUIEN SE LAS ENTREGARÁ PARA QUE ADQUIERAN EL DOMINIO POR CONCESION. El segundo grupo de leyes esta dado por varias normas entre las cuales se destaca la ley de inversiones mineras 24.196 dictada para atraer empresas extranjeras. Yo me pregunto ¿Por qué no eliminar los pocos tributos que pagan así atraemos más empresas? O mejor aun que la provincia se haga cargo de los sueldos de los empleados así atraeremos muchísimas mas.

Estas normas consagran tantos beneficios que permiten la extracción del oro y demás metales en forma casi gratuita. El gobierno se encarga de llevar el tema y acotarlo solo a una discusión MINERÍA SI - MINERÍA NO; o CONTAMINACIÓN SI -CONTAMINACIÓN NO. Sin embargo se hacen los distraídos con el tema impositivo; algunos tibiamente sugieren aumentar algunos puntitos las regalías pero “solo para los emprendimientos que vienen”

Por ultimo y para que quede bien claro SI A LA MINERIA y NO A LA MEGAMINERIA A CIELO ABIERTO CON LIXIVIACION DE CIANURO QUE SAQUEA MEDIANTE LEYES ESCANDALOSAS NUESTROS RECURSOS NATURALES.

Lea: http://psgchu.blogspot.com/2010/04/explotaciones-mineras-el-socialismo.html

No hay comentarios: