.

sábado, 7 de febrero de 2009

El secreto

.......entonces se me ocurrió acercarme y ofrecerme para contar un Minuto de Entrenamiento o quizá cantar alguna canción. Me dijeron que si sin dudarlo y luego de que superaron el desafío de encontrar una guitarra, canté Soplando Sueños. Te invito a que leas la letra:

Una vez fue sólo una ilusión, una vez, estabas sólo en mi canción.
Y si nadie cree en mi canción, me da igual. Importa que la cante yo.
Soplar los sueños es dejarlos volar, por el tiempo, por el sol, por vos.
Soplar un sueño es regarlo de ilusión, una y otra vez.
Soplar y dejar soplar. Soñar y dejar soñar.Cantar y dejar cantar.
Parar… y volver a andar.

Soplar los sueños te hace recordar que la pesadilla no es real, que todo se pasa al final.
Soplar los sueños te hace sonreír cuando todos están serios, cuando algunos van durmiendo.
Soplar un sueño es hacerlo verdad, poner cada piedra en su lugar.
Soplando sueños te encontré a vos también y en silencio me enamoré.
Omar escuchó la canción y al terminar retomó la locución y me dijo: Soplar un sueño… eso es lo que nosotros hemos hecho y seguimos haciendo con esta radio desde hace cinco años…al día de hoy –y luego de muchos esfuerzos- ya llevamos un año y medio en el aire.
Quedé impactado con su respuesta. Intuí que acababa de encontrarme con alguien que había sentido lo mismo que yo al empezar algunas cosas importantes en mi vida: la única evidencia de que ese sueño iba a funcionar era mi decisión.
-Omar –interrumpí ¿es posible que al principio el proyecto de la radio sólo fuera una ilusión?
-Si. Al principio era fácil creer que nunca se iba a lograr. Era solamente un sueño –contestó.
No importa dónde nos encontremos. Los sueños son un lenguaje universal y son el motor inicial para hacer que las cosas pasen. Quizá estés esperando ver evidencias de posible éxito para animarte a imaginar un futuro, pero funciona al revés. Hasta que no declares cuál es el futuro que quieres vivir, no transformarás tu manera de mirar en una que te permitiría comenzar a encontrar esas evidencias y los recursos que hacen falta para concretarlo.

¿Cuánto tiempo de tu día utilizas para hablar de lo que pasa?
Si todos los nevadeños se hubiesen quedado conversando acerca de lo que pasaba en su aldea, hoy seguiría pasando eso mismo que pasaba un tiempo atrás.
Alguien habló acerca de lo que quería que pasara con la comunicación y la cultura de la gente de Los Nevados. Luego hizo falta pedir muchas cosas y ofrecer otras, hacer y hacerse promesas para convertir el sueño de la radio comunitaria en un hecho.

Soplar un sueño es hacerlo verdad cada vez que elegimos un pensamiento o abrimos la boca para hablar.
¿Qué quieres que pase en tu empresa, en tu familia, en tu vida?
Es decir, ¿Cuánto tiempo hablas haciendo pedidos, ofrecimientos y promesas para hacer que las cosas pasen? ¿Cómo se vería tu vida la próxima semana, si jugaras a liderarla soplando tus sueños en un área concreta esta semana?
No esperes evidencias de que tu sueño pueda llegar a funcionar.

Conviértete en la evidencia.

http://decoaching.ning.com/group/tuminutodecoaching/forum/topics/2214040:Topic:2370